Weaves – Weaves (2016)

Weaves-Weaves-Album-Cover-640x640Weaves es una banda de Toronto que pasó de ser una serie de grabaciones en el móvil de Jasmyn Burke a una experiencia sonora variopinta y llena de interesantes detalles. En verano de 2014 sacaron su primer EP que llamó la atención mundial por su variedad de estilos. Su debut llegaría en verano del año pasado con un disco que llevaba más de dos años en proceso. Esos dos años se transformaron en el disco homónimo, Weaves, del que voy a hablar a continuación.

Tick fue el primer single del disco en 2015 y abre este disco con un sonido conocido pero con pequeños matices que le dan un regusto diferente. Los ribetes que forma la guitarra con notas muy agudas crean un melodía fascinante y bordan una canción alegre y enérgica. Birds & Bees entra más calmada con una guitarra que recuerda a Blur. La voz vacilona de Jasmyn se gana el protagonismo entre partes calmadas y partes llenas de sonido. Candy entra más rockera pero se va transformando en una experiencia más angustiosa en ciertas partes hasta convertirse en una fiesta de graves y efectos. Shithole se acerca más a lo pop rock, siendo más calmada haciendo, una vez más, lucir a la voz.

  • Nombre del disco: Weaves.
  • Autor: Weaves.
  • Género: Rock Alternativo.
  • Año: 2016.
  • Discográfica: Memphis Industries.

Eagle se alza como la canción más tranquila del disco donde la batería marca un ritmo simple y los demás instrumentos van acompañando a la voz con algunos acoples incluidos que le dan un toque interesante. Continúa el LP con Two Oceans, una balada que quizás no alcanza el nivel de las otras pero se mantiene perfectamente como una buena canción según van pasando los segundos. En Human regresa el tempo más acelerado con un rock algo más clásico hasta que toma un giro que sorprende para cerrar el tema por todo lo alto. Coo Coo es una bonita canción que se va desarrollando poco a poco y que la sencillez del estribillo hace fácil que se te queda grabado en la memoria. Una vez más destacan los cambios que se producen casi al final.

Sentence es posiblemente una de las mejores canciones del año pasado, así de tajante lo digo. Con un riff en la guitarra y un bajo que va apareciendo, junto a la voz que lidera la marcha. La canción va mudando de piel, paso a paso se va llenando de sonidos más raros, diferentes efectos y el acierto de usar una batería electrónica que se crece volviéndose acústica, añadiendo una profundidad en la canción que se me erizan lo pelos. One More se decanta por algo más cercano al punk. Siendo la canción más corta del disco y posiblemente la más rápida hace de previo a la canción final. No sé qué pasa últimamente con los LPs que escucho que les encanta acabar de manera tranquila. Stress es un ejemplo claro, se pasea calmada durante más de cuatro minutos juntándose con solos llenos de distorsión.

Weaves se ha convertido rápidamente en uno de mis grupos a tener en cuenta y su primer trabajo me deja atónito. Los años en los que se ha ido cultivando dejan una variedad asombrosa. No puedo olvidarme de la maravillosa voz de Jasmyn Burke, que da mucho juego en las canciones, y de las locuras con las que juega Morgan Waters. Así que no puedo más que alabar este álbum y recomendarlo fuertemente a todo el mundo. Escuchad a Weaves.

Deja un comentario