Un caballo fuera del agua

Fish out of water
Fish out of water

¿Cómo es la música subacuática? La respuesta es, ¿ni repajolera idea? No solo no se ha podido tocar música debajo del agua durante casi toda la historia de la humanidad por motivos obvios, es que ni siquiera ha sido un paraje que la humanidad haya podido visitar en casi toda su historia, por no hablar de que los humanos no podemos oir especialmente bien bajo el agua. Sin embargo si uno piensa en música subacuática, le vienen ideas a la mente. Una sensación de lo desconocido, los grandes espacios, quizás algo opresiva. Es una idea de lo más frecuente en bandas sonoras, tanto en las fases acuáticas de los videojuegos, que tanto gustan, como en películas situadas bajo el agua.

BoJack Horseman, la serie animada sobre un caballo actor en decadencia tiene en su tercera temporada un capítulo prácticamente mudo situado en una ciudad submarina. En un mundo donde los animales son antropomórficos y conviven con los humanos, encontramos una ciudad poblada por toda clase de criaturas marinas, con una peculiaridad, nuestro equino protagonista allí tiene dificultades para comunicarse al estar bajo el agua. Es un ambiente al mismo tiempo submarino y acuático y eso se refleja en la interesante banda sonora para el capítulo compuesta por Jesse Novak.

Con Arrival At Pacific Ocean City y el uso de unos sintetizadores que sugieren misterio, se condensa lo anteriormente mencionado, un ambiente urbano y al mismo tiempo extraño, algo que nos resulta familiar pero ajeno al mismo tiempo. Toda la narrativa del capítulo va muy ligada a la música, por tanto, ejerciendo de la verbalización que no tenemos presente, y acompañando perfectamente a los momentos más desoladores, junto a los más aventureros y emocionantes en lo que es un ejercicio de narrativa y un estupendo ejemplo de una banda sonora que no solo emociona o acompaña sino que en sí misma sirve como recurso para contar lo que ocurre, en un agradable experimento que lo convierte en uno de los capítulos más memorables de la serie.

Deja un comentario